03/02/13 Petaca-Cup, Creu d’Olorda

CRÓNICA PETACA-CUP,
Hoy tocaba etapa dura con llegada a La Creu de Olorda y degustación del típico Calentet, cosa que no hemos hecho.
Y es que preferimos prescindir del “calentet” y almorzar más agusto en La Masía de Can Portell, a unos pocos metros del lugar habitual.
Mañana muy ventosa con algún árbol caído por el camino y mucha subida por delante… con catorce bikers haciendo camino.
Hasta Cerdanyola por la carretera y luego sin parar de subir hasta La Font Groga y de allí hasta el Tibidabo para seguir hasta Vallvidrera. Allí hinchamos alguna rueda y seguimos rodando por el camino habitual sin pasar por los Hippies…
Llegamos a la Creu d’Olorda con el Pep y el Dani cerrando el grupo y seguimos hasta la Masía de Can Portell, en donde ya almorzamos la última vez.
El comedor tiene unas vistas geniales y el almuerzo ha estado genial, con lo que hemos recuperado fuerzas.
Decir que durante el almuerzo ha venido a vernos el Vázquez con Rosa, su mujer para contarnos cómo lleva el tema de su rodilla. Tiene para algún tiempo, pero al menos no le duele demasiado. Hoy hemos tenido un nuevo ciclista. El David de La Roma, que según parece, ha pasado un buen rato con nosotros y ha comprobado por qué llegamos tan sedientos a La Roma después de cada etapa…
La vuelta, la hemos hecho subiendo hasta el Tibidabo y de allí hasta La Font Groga y hasta Can Borrell, por el camino que algunos entrenamos de noche. Desde Can Borrell hasta Barberà por Badía y recuperación más que merecida en el bar.
Sólo cabe señalar que el Jorge deberá mirar la rueda trasera de su bici para no tener que andar hinchándola durante todo el camino…
Y nada más… el próximo domingo toca ir a Sant Llorenç y almorzar en Cal Ramón, así que ya sabéis…
Ser buenos,
Pep

Publicat a General

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.